Misión y Visión

La misión de la Iglesia Católica: "…por exigencia radical de su catolicidad, obediente al mandato de su Fundador, se esfuerza en anunciar el Evangelio a todos los hombres… Sus sucesores están obligados a perpetuar esta obra, a fin de que la palabra de Dios se difunda y glorifique y el reino de Dios sea anunciado y establecido en toda la tierra".

 

Para la Iglesia Católica "evangelizar constituye, en efecto, la dicha y vocación propia de la Iglesia, su identidad más profunda".

 

Una misión con triple función, "enseñar con autoridad la verdad revelada y de vigilar para prevenir los errores de ser los ministros primeros del culto divino… y de regir y apacentar al Pueblo de Dios con potestad ordinaria, propia e inmediata"

 

Los Obispos de Venezuela se unen con el fin de hacer posible de una manera conjunta, la misión que le encomendaron. La Conferencia Episcopal Venezolana "… es una institución de carácter permanente, que de acuerdo al Concilio Vaticano II, asocia a los Obispos de la República; para ejercer unidos, como expresión de afecto colegial, algunas funciones pastorales respecto a los fieles de su territorio y promover, conforme a la norma del derecho el mayor bien que la Iglesia proporciona a los hombres sobre todo mediante formas y modos de apostolado convenientemente acomodados a las circunstancias de tiempo y lugar"

 

La misión debe ser un enunciado que unifique todas las estructuras de la Conferencia Episcopal Venezolana, y uno de los más apropiados es el que señalaron los Obispos de Venezuela, como Objetivo General en los Lineamientos Pastorales para el Plan Global de la Nueva Evangelización de Venezuela: "Promover en todo el pueblo de Dios una nueva evangelización,
desde una confesión de fe profunda en la persona y el mensaje de Jesucristo y desde una opción preferencial por los pobres, para que con el testimonio de la vida y la palabra de los cristianos, todos los hombres y mujeres de Venezuela, experimenten el amor salvador trinitario y sean promotores de la dignidad de sus hermanos, fermento de una nueva sociedad, una cultura cristiana y constructores del reino de Dios en nuestra patria"