Noticias

Comunicado de la Presidencia de la CEV ante la deslegitima realización de las elecciones presidenciales

 

Primer logo CEV transparente

 

COMUNICADO

1. En Venezuela, cada día vamos entrando en una espiral de conflictos que tiene su raíz en la crisis generalizada que se vive en el país, crisis que afecta poderosamente a las personas y a las familias más vulnerables: los pobres, los campesinos, los obreros, los enfermos, los ancianos, los indígenas y los niños. Pero no sólo son estos sectores los afectados, también la sufren los profesionales, los estudiantes y las instituciones en general.

 

2. Esta realidad no ha sido atendida ni por el gobierno nacional ni por los gobiernos regionales, y clama al cielo el deterioro creciente que sufre el pueblo. Consecuencia directa de esto es la indiferencia ante una campaña electoral que no ha tenido emociones, ni proyecto país, ni un número considerable de seguidores. En el fondo el pueblo entiende que la convocatoria a estas elecciones ha sido hecha con tanta antelación por ventajismo e intereses políticos, además de ser ilegítima por el ente que la convocó.

 

3. Ante esta realidad queremos recordar y ratificar lo que ya hemos planteado: "Ante problemas humanos de tal magnitud, se deslegitima la realización de las elecciones presidenciales, convocadas para el próximo 20 de mayo. Tal como están concebidas, sin las suficientes garantías que identifican todo proceso electoral libre, confiable, transparente, con innumerables inhabilitaciones de posibles candidatos, lejos de aportar una solución a la crisis que vive el país, pueden agravarla y conducirlo a una catástrofe humanitaria sin precedentes. Por tanto, es urgente su postergación para el último trimestre del año" (23-04-2018).

 

4. Esta petición que hemos hecho por el bien del país, sigue vigente ante la importancia que reviste una elección presidencial. No se puede anteponer el interés de pequeños grupos políticos, ante el interés de la gran mayoría de la población venezolana. Nuevamente pedimos públicamente la postergación de estas elecciones para el último trimestre del año, aunque estemos a pocos días del 20 de mayo, día señalado para las mismas.

 

5. La Iglesia celebra la solemnidad de Pentecostés el 20 de mayo, por lo que pedimos al Espíritu Santo que guíe las mentes y los corazones de los Venezolanos, para que ratifiquemos nuestro servicio al país y su gente, entendiendo que la democracia y sus valores se perfeccionan si las condiciones de convivencia, de desarrollo y de la vivencia del bien común favorecen a todo el pueblo.

 

Caracas, 14 de mayo de 2018.

 

 


Con nuestra bendición.

 

 

+José Luis Azuaje Ayala
Obispo de Barinas
Presidente de la CEV

 

+Mario Moronta Rodríguez
Obispo de San Cristóbal
1° Vicepresidente de la CEV

 

+Raúl Biord Castillo
Obispo de La Guaira
2° Vicepresidente de la CEV

 

+José Trinidad Fernández Angulo
Obispo Auxiliar de Caracas
Secretario General de la CEV

 

+Jorge Cardenal Urosa S.
Arzobispo de Caracas
Presidente honorario de la CEV

 

+Baltazar Cardenal Porras C.
Arzobispo de Mérida
Presidente honorario de la CEV

MENSAJE DEL SANTO PADRE FRANCISCO PARA LA 52 JORNADA MUNDIAL DE LAS COMUNICACIONES SOCIALES 2018

 

 

 

Dc3gjd0XUAI6GQe

 

MENSAJE DEL SANTO PADRE FRANCISCO
PARA LA 52 JORNADA MUNDIAL
DE LAS COMUNICACIONES SOCIALES

«La verdad os hará libres» (Jn 8, 32).
Fake news y periodismo de paz

Queridos hermanos y hermanas:


En el proyecto de Dios, la comunicación humana es una modalidad esencial para vivir la comunión. El ser humano, imagen y semejanza del Creador, es capaz de expresar y compartir la verdad, el bien, la belleza. Es capaz de contar su propia experiencia y describir el mundo, y de construir así la memoria y la comprensión de los acontecimientos.


Pero el hombre, si sigue su propio egoísmo orgulloso, puede también hacer un mal uso de la facultad de comunicar, como muestran desde el principio los episodios bíblicos de Caín y Abel, y de la Torre de Babel (cf. Gn 4,1-16; 11,1-9). La alteración de la verdad es el síntoma típico de tal distorsión, tanto en el plano individual como en el colectivo. Por el contrario, en la fidelidad a la lógica de Dios, la comunicación se convierte en lugar para expresar la propia responsabilidad en la búsqueda de la verdad y en la construcción del bien.


Hoy, en un contexto de comunicación cada vez más veloz e inmersos dentro de un sistema digital, asistimos al fenómeno de las noticias falsas, las llamadas «fake news». Dicho fenómeno nos llama a la reflexión; por eso he dedicado este mensaje al tema de la verdad, como ya hicieron en diversas ocasiones mis predecesores a partir de Pablo VI (cf. Mensaje de 1972: «Los instrumentos de comunicación social al servicio de la verdad»). Quisiera ofrecer de este modo una aportación al esfuerzo común para prevenir la difusión de las noticias falsas, y para redescubrir el valor de la profesión periodística y la responsabilidad personal de cada uno en la comunicación de la verdad.


1. ¿Qué hay de falso en las «noticias falsas»?
«Fake news» es un término discutido y también objeto de debate. Generalmente alude a la desinformación difundida online o en los medios de comunicación tradicionales. Esta expresión se refiere, por tanto, a informaciones infundadas, basadas en datos inexistentes o distorsionados, que tienen como finalidad engañar o incluso manipular al lector para alcanzar determinados objetivos, influenciar las decisiones políticas u obtener ganancias económicas.


La eficacia de las fake news se debe, en primer lugar, a su naturaleza mimética, es decir, a su capacidad de aparecer como plausibles. En segundo lugar, estas noticias, falsas pero verosímiles, son capciosas, en el sentido de que son hábiles para capturar la atención de los destinatarios poniendo el acento en estereotipos y prejuicios extendidos dentro de un tejido social, y se apoyan en emociones fáciles de suscitar, como el ansia, el desprecio, la rabia y la frustración. Su difusión puede contar con el uso manipulador de las redes sociales y de las lógicas que garantizan su funcionamiento. De este modo, los contenidos, a pesar de carecer de fundamento, obtienen una visibilidad tal que incluso los desmentidos oficiales difícilmente consiguen contener los daños que producen.


La dificultad para desenmascarar y erradicar las fake news se debe asimismo al hecho de que las personas a menudo interactúan dentro de ambientes digitales homogéneos e impermeables a perspectivas y opiniones divergentes. El resultado de esta lógica de la desinformación es que, en lugar de realizar una sana comparación con otras fuentes de información, lo que podría poner en discusión positivamente los prejuicios y abrir un diálogo constructivo, se corre el riesgo de convertirse en actores involuntarios de la difusión de opiniones sectarias e infundadas. El drama de la desinformación es el desacreditar al otro, el presentarlo como enemigo, hasta llegar a la demonización que favorece los conflictos. Las noticias falsas revelan así la presencia de actitudes intolerantes e hipersensibles al mismo tiempo, con el único resultado de extender el peligro de la arrogancia y el odio. A esto conduce, en último análisis, la falsedad.


2. ¿Cómo podemos reconocerlas?
Ninguno de nosotros puede eximirse de la responsabilidad de hacer frente a estas falsedades. No es tarea fácil, porque la desinformación se basa frecuentemente en discursos heterogéneos, intencionadamente evasivos y sutilmente engañosos, y se sirve a veces de mecanismos refinados. Por eso son loables las iniciativas educativas que permiten aprender a leer y valorar el contexto comunicativo, y enseñan a no ser divulgadores inconscientes de la desinformación, sino activos en su desvelamiento. Son asimismo encomiables las iniciativas institucionales y jurídicas encaminadas a concretar normas que se opongan a este fenómeno, así como las que han puesto en marcha las compañías tecnológicas y de medios de comunicación, dirigidas a definir nuevos criterios para la verificación de las identidades personales que se esconden detrás de millones de perfiles digitales.


Pero la prevención y la identificación de los mecanismos de la desinformación requieren también un discernimiento atento y profundo. En efecto, se ha de desenmascarar la que se podría definir como la «lógica de la serpiente», capaz de camuflarse en todas partes y morder. Se trata de la estrategia utilizada por la «serpiente astuta» de la que habla el Libro del Génesis, la cual, en los albores de la humanidad, fue la artífice de la primera fake news (cf. Gn 3,1-15), que llevó a las trágicas consecuencias del pecado, y que se concretizaron luego en el primer fratricidio (cf. Gn 4) y en otras innumerables formas de mal contra Dios, el prójimo, la sociedad y la creación.


La estrategia de este hábil «padre de la mentira» (Jn 8,44) es la mímesis, una insidiosa y peligrosa seducción que se abre camino en el corazón del hombre con argumentaciones falsas y atrayentes. En la narración del pecado original, el tentador, efectivamente, se acerca a la mujer fingiendo ser su amigo e interesarse por su bien, y comienza su discurso con una afirmación verdadera, pero sólo en parte:«¿Conque Dios os ha dicho que no comáis de ningún árbol del jardín?» (Gn 3,1). En realidad, lo que Dios había dicho a Adán no era que no comieran de ningún árbol, sino tan solo de un árbol: «Del árbol del conocimiento del bien y el mal no comerás» (Gn 2,17). La mujer, respondiendo, se lo explica a la serpiente, pero se deja atraer por su provocación:«Podemos comer los frutos de los árboles del jardín; pero del fruto del árbol que está en mitad del jardín nos ha dicho Dios: "No comáis de él ni lo toquéis, de lo contrario moriréis"» (Gn 3,2). Esta respuesta tiene un sabor legalista y pesimista: habiendo dado credibilidad al falsario y dejándose seducir por su versión de los hechos, la mujer se deja engañar. Por eso, enseguida presta atención cuando le asegura: «No, no moriréis» (v. 4). Luego, la deconstrucción del tentador asume una apariencia creíble: «Dios sabe que el día en que comáis de él, se os abrirán los ojos, y seréis como Dios en el conocimiento del bien y el mal» (v. 5). Finalmente, se llega a desacreditar la recomendación paternal de Dios, que estaba dirigida al bien, para seguir la seductora incitación del enemigo: «La mujer se dio cuenta de que el árbol era bueno de comer, atrayente a los ojos y deseable» (v. 6). Este episodio bíblico revela por tanto un hecho esencial para nuestro razonamiento: ninguna desinformación es inocua; por el contrario, fiarse de lo que es falso produce consecuencias nefastas. Incluso una distorsión de la verdad aparentemente leve puede tener efectos peligrosos.


De lo que se trata, de hecho, es de nuestra codicia. Las fake news se convierten a menudo en virales, es decir, se difunden de modo veloz y difícilmente manejable, no a causa de la lógica de compartir que caracteriza a las redes sociales, sino más bien por la codicia insaciable que se enciende fácilmente en el ser humano.


Las mismas motivaciones económicas y oportunistas de la desinformación tienen su raíz en la sed de poder, de tener y de gozar que en último término nos hace víctimas de un engaño mucho más trágico que el de sus manifestaciones individuales: el del mal que se mueve de falsedad en falsedad para robarnos la libertad del corazón. He aquí porqué educar en la verdad significa educar para saber discernir, valorar y ponderar los deseos y las inclinaciones que se mueven dentro de nosotros, para no encontrarnos privados del bien «cayendo» en cada tentación.


3. «La verdad os hará libres» (Jn 8,32)
La continua contaminación a través de un lenguaje engañoso termina por ofuscar la interioridad de la persona. Dostoyevski escribió algo interesante en este sentido: «Quien se miente a sí mismo y escucha sus propias mentiras, llega al punto de no poder distinguir la verdad, ni dentro de sí mismo ni en torno a sí, y de este modo comienza a perder el respeto a sí mismo y a los demás. Luego, como ya no estima a nadie, deja también de amar, y para distraer el tedio que produce la falta de cariño y ocuparse en algo, se entrega a las pasiones y a los placeres más bajos; y por culpa de sus vicios, se hace como una bestia. Y todo esto deriva del continuo mentir a los demás y a sí mismo» (Los hermanos Karamazov, II,2).


Entonces, ¿cómo defendernos? El antídoto más eficaz contra el virus de la falsedad es dejarse purificar por la verdad. En la visión cristiana, la verdad no es sólo una realidad conceptual que se refiere al juicio sobre las cosas, definiéndolas como verdaderas o falsas. La verdad no es solamente el sacar a la luz cosas oscuras, «desvelar la realidad», como lleva a pensar el antiguo término griego que la designa, aletheia (de a-lethès, «no escondido»). La verdad tiene que ver con la vida entera. En la Biblia tiene el significado de apoyo, solidez, confianza, como da a entender la raíz 'aman, de la cual procede también el Amén litúrgico. La verdad es aquello sobre lo que uno se puede apoyar para no caer. En este sentido relacional, el único verdaderamente fiable y digno de confianza, sobre el que se puede contar siempre, es decir, «verdadero», es el Dios vivo. He aquí la afirmación de Jesús: «Yo soy la verdad» (Jn 14,6). El hombre, por tanto, descubre y redescubre la verdad cuando la experimenta en sí mismo como fidelidad y fiabilidad de quien lo ama. Sólo esto libera al hombre: «La verdad os hará libres» (Jn 8,32).


Liberación de la falsedad y búsqueda de la relación: he aquí los dos ingredientes que no pueden faltar para que nuestras palabras y nuestros gestos sean verdaderos, auténticos, dignos de confianza. Para discernir la verdad es preciso distinguir lo que favorece la comunión y promueve el bien, y lo que, por el contrario, tiende a aislar, dividir y contraponer. La verdad, por tanto, no se alcanza realmente cuando se impone como algo extrínseco e impersonal; en cambio, brota de relaciones libres entre las personas, en la escucha recíproca. Además, nunca se deja de buscar la verdad, porque siempre está al acecho la falsedad, también cuando se dicen cosas verdaderas. Una argumentación impecable puede apoyarse sobre hechos innegables, pero si se utiliza para herir a otro y desacreditarlo a los ojos de los demás, por más que parezca justa, no contiene en sí la verdad. Por sus frutos podemos distinguir la verdad de los enunciados: si suscitan polémica, fomentan divisiones, infunden resignación; o si, por el contrario, llevan a la reflexión consciente y madura, al diálogo constructivo, a una laboriosidad provechosa.


4. La paz es la verdadera noticia
El mejor antídoto contra las falsedades no son las estrategias, sino las personas, personas que, libres de la codicia, están dispuestas a escuchar, y permiten que la verdad emerja a través de la fatiga de un diálogo sincero; personas que, atraídas por el bien, se responsabilizan en el uso del lenguaje. Si el camino para evitar la expansión de la desinformación es la responsabilidad, quien tiene un compromiso especial es el que por su oficio tiene la responsabilidad de informar, es decir: el periodista, custodio de las noticias. Este, en el mundo contemporáneo, no realiza sólo un trabajo, sino una verdadera y propia misión. Tiene la tarea, en el frenesí de las noticias y en el torbellino de las primicias, de recordar que en el centro de la noticia no está la velocidad en darla y el impacto sobre las cifras de audiencia, sino las personas. Informar es formar, es involucrarse en la vida de las personas. Por eso la verificación de las fuentes y la custodia de la comunicación son verdaderos y propios procesos de desarrollo del bien que generan confianza y abren caminos de comunión y de paz.


Por lo tanto, deseo dirigir un llamamiento a promover un periodismo de paz, sin entender con esta expresión un periodismo «buenista» que niegue la existencia de problemas graves y asuma tonos empalagosos. Me refiero, por el contrario, a un periodismo sin fingimientos, hostil a las falsedades, a eslóganes efectistas y a declaraciones altisonantes; un periodismo hecho por personas para personas, y que se comprende como servicio a todos, especialmente a aquellos –y son la mayoría en el mundo– que no tienen voz; un periodismo que no queme las noticias, sino que se esfuerce en buscar las causas reales de los conflictos, para favorecer la comprensión de sus raíces y su superación a través de la puesta en marcha de procesos virtuosos; un periodismo empeñado en indicar soluciones alternativas a la escalada del clamor y de la violencia verbal.


Por eso, inspirándonos en una oración franciscana, podríamos dirigirnos a la Verdad en persona de la siguiente manera:

 


Señor, haznos instrumentos de tu paz.
Haznos reconocer el mal que se insinúa en una comunicación que no crea comunión.
Haznos capaces de quitar el veneno de nuestros juicios.
Ayúdanos a hablar de los otros como de hermanos y hermanas.
Tú eres fiel y digno de confianza; haz que nuestras palabras sean semillas de bien para el mundo:
donde hay ruido, haz que practiquemos la escucha;
donde hay confusión, haz que inspiremos armonía;
donde hay ambigüedad, haz que llevemos claridad;
donde hay exclusión, haz que llevemos el compartir;
donde hay sensacionalismo, haz que usemos la sobriedad;
donde hay superficialidad, haz que planteemos interrogantes verdaderos;
donde hay prejuicio, haz que suscitemos confianza;
donde hay agresividad, haz que llevemos respeto;
donde hay falsedad, haz que llevemos verdad.
Amén.

Francisco

Declaración de los Obispos Venezolanos ante la crisis Política y Humanitaria

 

Screen-Shot-2018-01-17-at-3.10.05-PM-678x381

 

 

DECLARACIÓN
ANTE LA CRISIS POLITICA Y HUMANITARIA

 

1.- Como pastores urgidos por el amor de Cristo y ciudadanos de esta patria Venezuela, nos dirigimos nuevamente al pueblo católico y a los hombres y mujeres de buena voluntad para compartir nuestras preocupaciones. Comprobamos alarmados, cómo los males señalados en nuestra Exhortación Pastoral de enero de este año se han agravado: La hiperinflación ha acrecentado el empobrecimiento general de la población, con la descomposición de la calidad de vida de todos. La carencia generalizada de los servicios públicos de Luz eléctrica, agua, gas, en todo el país que hace más difícil la vida. Todo ello ante la sorprendente indiferencia de los responsables gubernamentales de estas áreas para solventar estos problemas.


2.- El Estado ve cada día más comprometido su rol sustitutivo para asegurar los insumos básicos para la subsistencia del pueblo. Todo esto se traduce en más hambre y desempleo. A ello se suma el aumento de la insalubridad por la aparición incontrolable de epidemias y de enfermedades en las poblaciones más vulnerables, con el agravante de la carencia de medicamentos para los tratamientos. Toda esta problemática está generando un gran número de protestas a lo largo y ancho de todo el país, que aunque silenciadas por los medios de comunicación, se van acrecentando.


3.- La emigración está tomando cada día mayores proporciones. Afecta a todos los niveles sociales. Se realiza en condiciones cada vez más precarias. Rompe los lazos familiares, trae consigo desolación y abandono de los mayores y de los niños. Las muertes, que ya comienzan a producirse de hermanos emigrantes, siembran mayor dolor en sus familias. Agradecemos a los países que han acogido, a través de sus organizaciones de ayuda humanitaria, a los venezolanos que se han visto obligados a salir del país. De igual forma a las instituciones eclesiales que trabajan con migrantes, a las Caritas, por la atención brindada a los hermanos venezolanos.


4.- Ante problemas humanos de tal magnitud, se deslegitima la realización de las elecciones presidenciales, convocadas para el próximo 20 de mayo. Tal como están concebidas, sin las suficientes garantías que identifican todo proceso electoral libre, confiable, transparente, con innumerables inhabilitaciones de posibles candidatos, lejos de aportar una solución a la crisis que vive el país, pueden agravarla y conducirlo a una catástrofe humanitaria sin precedentes. Por tanto, es urgente su postergación para el último trimestre del año.


5.- Hacemos nuevamente un apremiante llamado, en primer lugar a los gobernantes y responsables de la nación, a tomar conciencia de su responsabilidad en todos estos males, a escuchar al pueblo y a abocarse, sin más dilación, con la ayuda y colaboración de la empresa privada, e incluso de países hermanos, si hace falta, a controlar la hiperinflación, a facilitar la búsqueda de soluciones políticas que detengan estos males, antes de que alcancen proporciones incontrolables y cotas dolorosas de destrucción y muerte.


6.-En segundo lugar, todos los venezolanos, hemos de tomar conciencia que está en juego en estos momentos no solamente la realización de un evento comicial más o la merma transitoria de la calidad de vida de un pueblo, sino su misma existencia como nación libre, fraterna y democrática.


7.- Los creyentes en Jesucristo, vivo y resucitado tenemos la fe y la convicción de que la última palabra no la tiene ni la soledad, ni el sufrimiento ni la desesperanza que sufrimos cada uno y nuestras comunidades, sino la fuerza transformadora de la vida de Dios, en Cristo resucitado. Con la fuerza de la fe y el empuje de la esperanza, es posible asumir valientes y decididas actitudes de solidaridad y darle un rumbo distinto a esta historia de muerte. Cristo quiere nuestra conversión personal y comunitaria. Con este sólido fundamento, en Dios, siempre hemos actuado los creyentes. Allí se apoya nuestra fe en el cambio y la transformación de Venezuela y de sus habitantes.


Caracas, 23 de abril de 2018.


Con nuestra bendición.

 

Los Arzobispos y Obispos de Venezuela.

Mensaje de los Obispos de Venezuela en ocasión de la Beatificación de Madre Carmen Rendiles

 

 

 Madre-Carmen-Rendiles

BEATIFICACION DE MADRE CARMEN RENDILES

Mensaje de los Obispos de Venezuela en ocasión de la Beatificación de Madre Carmen Rendiles


1. Queridos hermanos: el próximo 16 de junio de 2018, una insigne venezolana, la Madre Carmen Rendiles Martínez, será elevada a los altares como "Beata" de la Iglesia. Ella será así presentada a los fieles católicos como ejemplo de santidad, de virtudes y perfección humana y cristiana. La ceremonia de beatificación será presidida en Caracas por el Emmo. Cardenal Angelo Amato, Prefecto de la Congregación para las Causas de los Santos, quien estará acompañado por todos los Obispos de Venezuela, Sacerdotes, diáconos, miembros de institutos de vida consagrada y fieles laicos.


2. El 21 de diciembre de 2017 el Papa Francisco, al reconocer la autenticidad de un milagro realizado por intercesión de la Madre Carmen Rendiles, afirmó que ella goza ya de la felicidad eterna, y decretó la beatificación de esta insigne venezolana, que desde joven consagró su vida al Señor en el servicio a la Iglesia y a Venezuela en la vida religiosa, distinguiéndose como fundadora de la Congregación de las Siervas de Jesús.


3. El milagro aprobado por el Santo Padre ocurrió en Caracas, el día 18 de julio de 2003 y consistió en la curación instantánea de una grave lesión en el brazo derecho de una médico venezolana que había pedido al Señor su curación por la intercesión de la Madre Carmen. Sin necesidad de intervención quirúrgica, esta persona recuperó la salud total de su brazo. Fue un hecho fidedigno y comprobado, una curación instantánea sin necesidad de intervención médica.


4. Nacida el día 11 de agosto de 1903, desde muy joven Carmen Rendiles sintió un llamado especial a consagrar su existencia a Dios en la vida religiosa. Para ello, en 1927 ingresó en la Congregación francesa de las "Siervas de Jesús en el Santísimo Sacramento" recién establecida entonces en Caracas. Allí creció en su vida cristiana, especialmente en su sólido amor y devoción a Jesucristo presente en el Santísimo Sacramento del Altar, así como en el resto de las virtudes. Además se distinguió por su clara inteligencia, su inmensa bondad y su sabia prudencia, por lo cual en el Instituto le fueron encomendando oficios importantes a lo largo de los años. Ahora bien: en los años 50 se inició un proceso de refundación de la Congregación en Venezuela, guiado por la Madre Carmen, con la asesoría y el apoyo del Cardenal José Humberto Quintero, para entonces Arzobispo de Caracas. Su anhelo de mantener el espíritu inicial de la Congregación se hizo realidad y, a fines de 1965, la Santa Sede aprobó la nueva fundación venezolana con el nombre de "Siervas de Jesús".


5. Nombrada Superiora General, se dedicó a fomentar un intenso espíritu religioso entre sus hermanas, de manera particular el amor a la Santa Misa y a Cristo en el Santísimo Sacramento del Altar, así como la devoción a la Santísima Virgen María, la estima del sacerdocio católico, la atención y educación religiosa de la niñez y juventud. Gracias a ella la Congregación siguió creciendo y se consolidó en Venezuela y Colombia. Luego de una vida consagrada a Dios y al servicio de la humanidad, Madre Carmen murió en olor de santidad el 9 de mayo de 1977.


6. Queridos hermanos: La vida ejemplar de la nueva Beata, con su entrega generosa a Dios por la salvación del mundo, nos alienta y nos hace ver que, aun en las circunstancias de penuria y angustia que vive el pueblo venezolano, podemos ser buenos, y tener la seguridad de que Dios nos ama. Ella, que superó la carencia del brazo izquierdo, nos indica que, aún con limitaciones, podemos llegar a grandes realizaciones humanas, y especialmente, a la santidad. Su ejemplo es, hoy más que nunca, un llamado a todos los venezolanos a acercarnos a Dios, a hacer siempre el bien, y a vivir en la solidaridad y en la fraternidad.


7. Esta beatificación nos recuerda que todos los cristianos podemos y debemos ser santos, siguiendo la propuesta de Jesús: "sean perfectos como mi Padre celestial es perfecto" (Mt 5,48). En efecto: en su reciente Exhortación Apostólica Gaudete et Exsultate, el Papa Francisco nos recuerda el mandato divino: «Sean santos, porque yo soy santo» (Lv 11,45; cf. 1 P 1,16). El Concilio Vaticano II lo destacó con fuerza: «Todos los fieles, cristianos, de cualquier condición y estado, fortalecidos con tantos y tan poderosos medios de salvación, son llamados por el Señor, cada uno por su camino, a la perfección de aquella santidad con la que es perfecto el mismo Padre».


CONCLUSIÓN


Amadísimos hermanos:

 

8. Los invitamos a festejar con alegría la beatificación de la Madre Carmen Rendiles, y a participar en las actividades que se celebrarán en las próximas semanas. Invitamos a los que puedan, a hacerse presentes en la ceremonia solemne y festiva que tendrá lugar en el Estadio de Béisbol de la UCV, el sábado 16 de junio de 2018 a las 10am.

 

 

9. Exhortamos a las parroquias, a las escuelas católicas, a las comunidades eclesiales, a los sacerdotes y a los miembros de los Institutos de vida consagrada a organizar actividades en torno a la beatificación de Madre Carmen, que muestren la belleza y la utilidad para Venezuela de la vocación sacerdotal y la vida consagrada. En efecto, la beatificación de la Madre Carmen proclama la grandeza de la vida entregada a Dios, enaltece y fortalece la ofrenda generosa que los sacerdotes, diáconos, Religiosas y hacen todos los días para gloria de Dios y bien del pueblo cristiano, más aún, de toda la humanidad

 

 

10. Damos gracias a Dios por este regalo a nuestra Iglesia. Esta beatificación se añade a la de otras mujeres cristianas venezolanas como: María de San José y Candelaria de San José, que ya han alcanzado su dignidad de Beatas. Y También recordamos a otros venezolanos cuyas causas de beatificación se encuentran actualmente en proceso: entre ellos de manera especial al Venerable Dr. José Gregorio Hernández, la Madre Emilia de San José, fundadora de las Hermanitas de los pobres; la Madre Marcelina, fundadora de las Hermanas de los Pobres de San Pedro Claver; la Hna. María Bogotá Baquero, la Madre Ysabel Lagrange, fundadora de las Hnas. Franciscanas del Sagrado Corazón de Jesús, la Madre Georgina, fundadora de las Dominicas Venezolanas, Sor Inés, Madre Lucía de la Santa Faz; los Obispos Sixto Sosa, Arturo Celestino Álvarez, Eduardo Boza Masvidal, Tomás San Miguel, Miguel Antonio Salas y Salvador Montes de Oca; sacerdotes como el P. Zapico, y Mons. Rafael Tinoco y seglares como los esposos Calvani, María Geralda de Piñero, Lucio León, Martín Martínez y Amanda Ruiz

 

 

11. Reafirmemos nuestra fe y nuestra alegría de ser hijos de Dios, y miembros de nuestra Santa Iglesia Católica llamados a la santidad. Para ello invoquemos la amorosa protección de Nuestra Señora de Coromoto, Patrona de Venezuela y pidámosle además que podamos alcanzar el progreso de nuestra querida Patria sin violencia y por caminos de justicia y de paz. AMÉN.

 

 

Con nuestra afectuosa bendición episcopal,


Caracas, 26 de abril de 2018.


LOS ARZOBISPOS Y OBISPOS DE VENEZUELA

Comunicado de la Comisión de Justicia y Paz de la CEV ante la situación vivida en Siria

 

justiciaypaz

 

COMISIÓN DE JUSTICIA Y PAZ DE LA CEV

Orar por la paz nos apremia, no hay nada que la oración con fe no pueda realizar

 

La Comisión de Justicia y Paz de Conferencia Episcopal de Venezuela invita a todos los venezolanos y hombres de buena voluntad a elevar una oración por las víctimas, por las familias, por los ciudadanos y por los tomadores de decisiones en Siria, para que la Paz sea el camino verdadero de la Vida.


No hay mayor bien para el género humano que la paz. Por eso hoy, nos unimos a la tristeza que sumerge al mundo ante la amenaza de una conflagración que sólo puede ocasionar un saldo de dolor y de vidas preciosas a los ojos de Dios.


Nuestro compromiso cristiano nos llama a ser constructores del Reino de Dios, haciendo que el encuentro, la esperanza y la conciliación prevalezcan ante las disputas que sólo nos separan del mandamiento del amor al prójimo que Jesús nos ha entregado.


Es urgidos por ese amor que nos unimos en oración con nuestros hermanos en Siria, pidiendo que el Espíritu Santo inspire a los líderes para que encuentren los espacios para construir juntos el reino de misericordia, perdón y de paz al cual son llamados como hijos de Dios.


La Comisión de Justicia y Paz de la CEV recoge el sentir del pueblo venezolano y llama al diálogo y al encuentro como únicos mecanismos para la paz que el mundo entero clama

 

Mucho sufre el pueblo antes, durante y después de una intervención, que cobra casi siempre cientos" de vidas y "daños materiales.

 

Con nuestra bendición.

 

Caracas, 14 de Abril de 2018,

 

 

+Mons. Roberto Lückert
Arzobispo Emérito de Coro
Presidente de la Comisión de Justicia y Paz de la CEV

 

Beg_abc_Eng it's road map to dressing in 1940's clothing today Choose your genre well.casquette new yorker Always be sure to leave room for wider hems, if necessary.pull torsadé ralph lauren .sac à main gucci pas cher You can wear tiny patterns in black and brown or black ribbed tights with brown, grey or black combinations for casual events.namco joystick So, the warm clothes are either out or is about to come out for three months any time soon.buy viagra brand 2.what is kamagra gold Gradually, the skirt shortened to mid thigh and bloomers stretched to the knee (with matching stockings underneath), while short sleeved suits became popular.kamagra oral jelly next day delivery .kamagra online next day delivery I wear full hair makeup everyday.bet365 sign up offer Cut a nice hole for the head.bovada bonus code Matchy Matchy doesn't always work in the fashion world because sometimes you have to mix and match your outfits along with a little color.nfl sport betting lines MJ Lakers defense the second time breaking his left hand lay up as MJ Ten ball, the first championship of his life, according to MJ said the most memorable day! Jordan 6 generations, because the Chicago Bulls won for the first time in the 1990 1991 season, which is unusual. Never expect a job without a portfolio; start recording all your best creations while pursuing a fashion education.. Nevertheless, Columbia told me to cast him, and after all, they put up the money. To build self confidence of girls, may wish to try a dress with a special stamp, unique printing and skirt design absolutely let you keep returning soar! Level irregular skirt elegant dress, the art printing decorate, this skirt full of personality taste. As you flip through the channels, you realize that after 300 channels there is nothing on TV that is sparking your interest. Layer your Look! The layered look is definitely in! You can piece an old blouse from your existing wardrobe with a fresh blazer, or take a tee that you've become bored with and pair with a sweater for a more polished look. Their meeting is fairly simple but it does set the tone for the relationship. At least at first glance, obvious workgroups seem to be missing. Create a dressing room near the runway for the party guests to hang up their clothes, do their hair and make up and change from look to look.. If we ask George's friends to describe him, they say he's a good guy, but odd because he likes wearing women's clothing. Within a lengthy show like the first seasons it worked since it made hints and progress towards something more. Place on a baking sheet and roast until golden brown and bubbly, about 30 minutes.. The content is written by young people, for young people, and is pushed out over the Pacific News Wire. Create an hourglass figure by wearing A line skirts. Decorate pillows, lampshades and curtain tie backs with colorful glass embellishments. Eyeliner and mascara were always worn in black or black brown..