Noticias

Arzobispado de Caracas desmiente convocatoria a marcha el 16 de marzo 2014

Catequistas constructores de paz: Mensaje a nuestros hermanos catequistas

Los directores, coordinadores y asesores de distintos secretariados diocesanos de catequesis en Venezuela expresamos, a la luz de la oración del Señor (Mt. 6, 9-13), nuestra voluntad de dirigir un mensaje a nuestros hermanos catequistas y a todas las personas de buena voluntad.

Un mensaje de paz y reconciliación ante los graves acontecimientos que vive nuestra nación. Día a día vemos con preocupación que los miles de catequistas de nuestra patria comparten las angustias y esperanzas de nuestra gente en sus comunidades. Un creciente clima de tensión que ha caracterizado la vida nacional en estos últimos días, y que se refleja negativamente en la actitud de miedo y zozobra de nuestros fieles ante la violencia, reforzada por la inseguridad. Las actividades habituales de los catequistas y de las comunidades se han visto seriamente perjudicadas.

En comunión con nuestros pastores, deploramos y rechazamos la creciente y exacerbada división y radicalización de posiciones antagónicas que conducen a la violencia y a la muerte de nuestros hermanos (Comunicado de la Presidencia de la CEV del 14-02-2014, “Construir la paz y evitar la violencia”).

Nosotros los catequistas estamos llamados a iluminar la realidad con la luz del Evangelio desde la perspectiva de Dios y de su acción amorosa y salvífica. El catequista cada día ofrece a los adultos, jóvenes, adolescentes, niños y niñas el pan de la Palabra de Dios, que ilumina el camino hacia la construcción de la paz, la reconciliación y la fraternidad.

Cristo ante el amor de su Padre nos invita a vivir el misterio de la reconciliación como condición para ser perdonados (Cf. Mt 6,15). Este perdón, dado y recibido, procede de la cruz de Cristo, quien cargando con nuestros pecados, hace posible, una vida nueva, libre y reconciliada (Cf. 1Jn 3,14). El perdón, para ser cristiano, debe ser gratuito e incondicional y, para ser eficaz, debe edificar las condiciones de una convivencia pacífica, que brotan del reconocimiento de la verdad y de la justicia, en un diálogo respetuoso.

Invitamos a todos los catequistas, sus catequizandos y personas de buena voluntad a la oración ferviente a Dios, Padre de todos, a mantener la esperanza cristiana y a ser instrumentos de paz bajo la mirada de la Madre de Dios, Nuestra Señora de Coromoto, Patrona de Venezuela. 

 

 

Caracas, 12 de marzo de 2014

 

 

Reflexiones del Pastor: Diálogo??!! por Mons. Roberto Lückert, Arzobispo de Coro

Ante la situación angustiosa que vive el país y el llamado que se hace de diferentes partes, particularmente de la Conferencia Episcopal a dialogar, a poner en común las cosas por la cual los jóvenes están protestando, es importante decirle al Presidente de la Republica  Nicolás Maduro, que no se puede dialogar con el puño cerrado, no se puede llamar al dialogo insultando y descalificando, no se puede llamar al dialogo amenazando a los interlocutores con los cuales se quiere conversar y buscar soluciones.

Ante este problema grave de falta de comunicación creíble de parte y parte porque también la oposición se esta radicalizando frente al grave problema de Venezuela. Es importante clarificarle  tanto al gobierno como la oposición que el dialogo es importante y para que haya un coloquio constructivo entre las dos partes, lo primero que debe haber es CLARIDAD, TRANSPARENCIA, ante todo. “El dialogo supone y exige CAPACIDAD DE COMPRENSIÓN y DE TOLERANCIA, es un trasvasar  de pensamientos, es una invitación al ejercicio de las facultades superiores del hombre. Se dialoga con inteligencia. Bastaría esta razón para clasificarlo entre los mejores fenómenos de “la actividad y de la cultura humana”.

Otro carácter que debe perfilar un dialogo constructivo es la MANSEDUMBRE, la que Cristo nos propuso aprender de Él mismo: “aprendan de mi que soy manso y humilde de corazón” (Mt 11, 29). El dialogo NO ES ORGULLOSO, NO ES OFENSIVO, NO DESCALIFICA, NO AMENAZA. Su autoridad es intrínseca   por la verdad que expone, por la caridad que infunde, por el ejemplo que da. No es orden, no es imposición, como parece ser que la tiene el gobierno. Da la impresión que la verdad solamente está de parte del Presidente y de su equipo, los demás no tienen razón y no tienen nada que argumentar. El DIALOGO ES PACIFICO; evita los modos violentos; ES PACIENTE; ES GENEROSO; y aquí recordarle al Presidente de la Republica que él es el padre de familia de una nación que se llama Venezuela  y que él debe generar  apertura por que el gobierna no para una parte sino para todo el país.

Otra característica del dialogo es la CONFIANZA tanto en el valor de la palabra propia cuanto en la actitud para poderla aceptar por parte de los interlocutores. Lo que decía al principio con “el puño cerrado y las amenazas, las descalificaciones” no puede haber confianza. Por lo tanto el dialogo promueve la confianza y la amistad. Entrelaza a los espíritus en la mutua adhesión a un bien que excluye todo fin egoísta.

Otra característica del dialogo exitoso es la prudencia pedagógica, la cual tiene muy en cuenta las condiciones psicologías y morales del que escucha, es decir, saber escuchar a un niño, saber escuchar a una persona inculta, si desconfía, si es hostil; y se afana por conocer la sensibilidad del interlocutor y por modificar racionalmente a uno mismo y las formas de la propia presentación para no resultarle aquel molesto e incomprensible.

Señor Presidente en el dialogo así ejercitado se realiza la unión de la verdad, y de la caridad y de la inteligencia y del amor. Señor Presidente llame al dialogo pero baje el puño, baje el dialogo  pero baje el tono agresivo de su discurso, llame al dialogo y entienda que usted es el Presidente de la Republica y que tiene un gravísimo problema entre sus manos porque los que Protestan Pacíficamente tienen algo que ofertarle, algo que exigirle, algo que usted tiene que resolver. Recuerde que política es trabajar por el bien común de todos los venezolanos y esa es su gravísima obligación.

Tengo la grave preocupación y se lo quiero advertir de que al final de este enfrentamiento, que manifiesta, una gravísima enfermedad que padece el pueblo venezolano, no resulte una nueva lista de Tascón, en la cual se descalifiquen a estos jóvenes que han protestado pacíficamente y han protestado por cosas que son veraces al sentimiento del gran pueblo venezolano, no les den la posibilidad de estudiar, no les den la posibilidad de trabajar, y así como hoy está vigente la lista de Tascón, se aumente esa agresiva y excluyente lista con nuevos nombres acusándolos de sediciosos y de incómodos al gobierno.

Señor Nicolás Maduro, no olvide  que Venezuela es un gran país, no olvide que durante 40 años vivimos en democracia con todos los errores que supuso; que hace mas de 40 años hemos dejado la dictadura, hemos vivido libres;  no olvide Señor Presidente que Venezuela no es Cuba, no es una isla. No olvide señor Presidente que no salimos de la dictadura de Batista para caer en la dictadura de Fidel y de su hermano Raúl. Venezuela ha sido y quiere  vivir en democracia y usted  ha sido elegido democráticamente por los votos populares. No insulte, no descalifique, no desprecie, los que lo adversan son venezolanos y necesitan  de su comprensión y también de un dialogo en el cual se respeten ambas partes y se busquen soluciones comunes a los problemas del país.

Le he dado las características de un dialogo constructivo y he estado parafraseando palabras del Santo Padre Pablo VI en su Encíclica Ecclesiam Suam.

 

Roberto de Coro

Pronunciamiento de la Vicaría de DDHH de Ciudad Guayana

"Sal de tus intereses que atrofian tu corazón, supera la indiferencia hacia el otro que hace insensible tu corazón , vence tus razones de muerte y ábrete al diálogo, a la reconciliación; mira el dolor de tu hermano y no añadas más dolor, detén tu mano, reconstruye la armonía que se ha perdido", ha dicho el Papa Francisco durante la vigilia de oración por la paz el sábado 07 de septiembre de 2013.

  

Hemos querido partir desde estas palabras del Papa Francisco para hacer referencia a la situación que vivimos en la ciudad y en el país para invitar a vencer las razones de muerte, así como también dejar de añadir más dolor al pueblo venezolano.

Los hechos recientes suscitados en el país y en nuestro Estado Bolívar, que ha tenido como principal foco de protesta a Ciudad Guayana, nos colocan frente a un cuadro extremadamente grave. Estos hechos ponen en peligro la convivencia social, la salud física y mental de la ciudadanía y el trabajo para construir una verdadera democracia.

En estos últimos meses somos testigos del recrudecimiento de la polarización partidista y de la confrontación ideológica producto de una profunda crisis social y económica. Recordamos que El Observatorio Venezolano de Conflictividad Social (OVCS), en su informe mensual de febrero registró más de dos mil protestas, superando en 400% el número de enero, siendo esta la cifra más alta en los últimos 10 años. Esto ha llevado a una situación donde se pone en riesgo la plena vigencia de los Derechos Humanos.

La vicaría de la Diócesis de Ciudad Guayana para los Derechos Humanos "Humana Dignitas", ha podido constatar tras el seguimiento a "noticia criminis", de visitas a las víctimas y de diálogos con personas comprometidas con la defensa de los derechos humanos que ha habido una serie de violaciones a los mismos.

Como ciudadanos y cristianos no podemos permanecer ajenos a estas graves violaciones ni frente a la mentalidad represiva de los órganos de seguridad, cuyas actuaciones han afectado a niños, jóvenes y adultos de nuestra región.

Recordamos que desde la primera semana de febrero se inició una ola de protestas pacíficas en Venezuela, realizadas principalmente por jóvenes estudiantes universitarios y activistas de partidos políticos de oposición, a las que progresivamente se sumaron vecinos.

Dichas protestas comenzaron por exigencia del derecho a la seguridad ciudadana y rechazo a los altos índices de criminalidad y violencia en las universidades. Luego las demandas fueron ampliándose a otros derechos como alimentación, participación política, derecho a la vida, a la libertad e integridad personal y libertad de expresión.

La modalidad de protesta más empelada en este período fue el cierre de calle, seguido por concentraciones, marchas y cacerolazos. Destacando gran cantidad de personas en cada una de las acciones de calle. El número estas aumentó en proporción al incremento de la represión que sufrían los manifestantes.

El gobierno venezolano respondió a las movilizaciones pacíficas con prácticas sistemáticas de represión, vulneración de derechos humanos y militarización de algunas ciudades. Dejando un saldo de al menos 22 personas asesinadas, 2.400 heridos y 1.254 detenidos.

Esta situación no hace sino confirmar lo que en los últimos años las organizaciones no-gubernamentales nacionales e internacionales han reportado en sus informes periódicos: un alarmante deterioro de la seguridad ciudadana, los abusos de organismos de seguridad del Estado en el ejercicio de sus funciones (que las propias autoridades han reconocido), el uso ilegal de armas de fuego, el incremento de corrupción, y represión en las manifestaciones de los ciudadanos.

Resaltamos como uno de los elementos principales que genera el deterioro de la calidad de vida y del incremento de la violencia es la impunidad institucional existente en el país. Sin olvidarnos del incremento de la pobreza y de la desigualdad social.

Lamentamos que con frecuencia algunos funcionarios del Estado, desdiciendo de sus responsabilidades, han afirmado que los niveles de delincuencia en el país se deben también a la defensa de los derechos humanos de los delincuentes y asesinos, cuando en realidad es en la corrupción, la falta de educación de calidad, la pobreza, la impunidad, la escasez, el desempleo y la inseguridad jurídica donde hay que buscar las verdaderas causas del desbordamiento de la criminalidad.

Creemos que el Estado debe intensificar sus esfuerzos para promover activamente una cultura basada en el respeto y garantía de los derechos humanos. La seguridad ciudadana es también un derecho humano y por ello instamos al Estado a que tome todas las medidas necesarias para garantizarla. El Estado debe investigar exhaustivamente cada uno de los casos que cursan en las instancias internas, castigando a los responsables y tomando las medidas administrativas, penales o legislativas que garanticen la no repetición de los hechos denunciados.

La justicia es una obligación ineludible para los Estados democráticos. El pueblo venezolano está llamado a recuperar su credibilidad en la justicia pero para ello es imprescindible un Poder Judicial efectivo e independiente.

Rechazamos, que desde el más alto nivel del gobierno se ha incitado a personas que no tienen facultad de control del orden público para ejercerla. Como es el caso del Presidente de la República, Nicolás Maduro, quien durante su alocución el 05.03.14, en el homenaje del primer año del fallecimiento del ex presidente Hugo Chávez, señale:

"Candelita que se prenda, candelita que se apaga. Yo llamo a todo el pueblo, a las Unidades de Batalla Bolívar Chávez, a los Consejos Comunales, a los movimientos sociales, a las Comunas, a los movimientos juveniles, obreros, campesinos, de mujeres, llamo a todo el pueblo a hacer valer, allá en su comunidad, la orden de nuestro comandante Hugo Chávez: Candelita que se prenda, candelita que apagamos con el pueblo organizado, para garantizarle la paz a nuestro país".

Creemos que con esta invitación, el gobierno nacional incita la confrontación y a cometer actos ilegales e inconstitucionales, puesto que instruye en realizar actividades de control de orden público que sólo le corresponden a los órganos policiales del Estado. Esta postura no colabora con la fraternidad social que debe reinar en el país. Y la historia demuestra que siempre son los más pobres las principales víctimas de los enfrentamientos entre los miembros de un mismo pueblo.

En este sentido, la Diócesis de Ciudad Guayana declara con firmeza la vigencia del valor inviolable y sagrado de toda vida humana . Recuerda que Dios creador y amigo de la vida nos llama a todos a respetar, defender, amar y servir a la vida, a toda vida humana (cf. Juan Pablo II, Encíclica "El Evangelio de la Vida" Nº 2). E invita a tener presente que debemos agotar todos los recursos educativos, preventivos y correctivos para redimir las personas involucradas en los hechos de violencia, ofreciéndoles verdaderas oportunidades de dignificación. Esta es la verdadera actitud cristiana que todos estamos llamados a adoptar.

La Vicaría para los Derechos Humanos condena la violencia venga del sector que venga, y a la vez exige que se respeten los derechos humanos de todos los ciudadanos.

Las protestas y manifestaciones que han venido realizando en la ciudad son una expresión legítima que está consagrada en la Constitución, siempre y cuando se haga de manera no violenta. Por tanto, el Estado tiene el deber de proteger y defender a los ciudadanos ante las agresiones que puedan sufrir durante las mismas.

Sin embargo, hemos constatado que ha habido agresiones contra algunos manifestantes, principalmente a los jóvenes, por parte de los mismos cuerpos de seguridad que se supone están para protegerlos. Tanto la Policía del Estado como la Guardia Nacional tienen el deber de custodiar y preservar la vida de los venezolanos. No pueden estos órganos de seguridad convertirse en sus primeros atacantes. Mientras esto ocurre los verdaderos delincuentes, que es a quienes deben perseguir, actúan impunemente.

Lo ocurrido en Ciudad Guayana en la madrugada del 16 de febrero, cuando la GNB intervino a la fuerza para acabar con la protesta pacífica alrededor de la plaza Monumento de la CVG (Puerto Ordaz), luego de cuatro días de manifestaciones pacíficas y de un buen trato entre civiles y militares, representó un grave retroceso y abrió las puertas a la confrontación y a la violencia que luego cobró más de una decena de heridos el 19 de febrero, cuando grupos de choque del oficialismo intentaron rematar la acción que la GNB inició.

Asimismo, condenamos la acción realizada por los organismos de seguridad del Estado contra las comunidades como La Churuata, Los Mangos, Las Garzas, Ventuari, Los Olivos y varias zonas más de Puerto Ordaz, por uso desproporcionado de gases lacrimógenos y por el amedrentamiento a los miembros de estas comunidades que han estado presente en las protestas que se han realizado en estos sectores.

En este sentido, se hacemos un llamado al comandante del CORE 8 General de División Luis Arrayago, al gobernador de Estado Bolívar, Francisco Rangel Gómez, al alcalde del Municipio Caroní, José Ramón López, a asumir sus responsabilidades en estos hechos y que prohíban a sus funcionarios el seguir atentando contra los derechos humanos del pueblo guayanés.

Es importante recordar que las violaciones de los derechos humanos no prescriben. Muchos son los testimonios, videos, fotografías que confirman estas violaciones. Este es un camino peligroso por el cual se da rienda suelta a una cultura de muerte y que es contraria al valor de la dignidad de la sagrada persona humana, donde prevalece la ley del más fuerte y se impone la aceptación tácita de que los organismos constituidos para hacer justicia son ineficientes y por consiguiente hay que prescindir de ellos y acudir al método de hacer justicia por sus propios medios.

Estamos convencidos que la participación de grupos paramilitares, la represión brutal por las fuerzas de seguridad y el silencio informativo, han sido componentes claves en la sistemática transgresión a los derechos humanos en nuestra ciudad como en el resto del país donde se han realizado protestas.

La Vicaría para los Derechos Humanos Humana Dignitas, como organización eclesial que promueve y defiende los derechos humanos de todos los ciudadanos, se solidariza con las ONGs que en nuestro país trabajan con el mismo objetivo y que se han intentado criminalizar apelando al financiamiento que reciben para su normal funcionamiento y para con ello no atender las graves denuncias formuladas por estas instituciones.

No es así como se puede lograr un diálogo, ni conseguir la paz, queriendo ocultar la verdad. El diálogo tiene que partir desde la verdad ya que esta es la única forma de llegar a la paz y a la libertad que todas las personas de buena voluntad están exigiendo.

Por toda esta situación proponemos, para alcanzar la amistad social y reconstruir la confianza de los venezolanos hacia las instituciones del Estado, lo siguiente:

1. Que el Gobierno Regional y Nacional de respuesta efectiva al reclamo de quienes protestan porque ven amenazado su derecho a la vida, a la libertad y a la seguridad de su persona (Cf. Declaración Universal de los DDHH, art. 3), así como su derecho a un nivel de vida adecuada que les asegure, así como a su familia, la salud y el bienestar, y en especial la alimentación, el vestido, la vivienda, la asistencia médica y los servicios sociales necesarios (Cf. Declaración Universal de los DDHH, art. 25, §1)

2. Que se erradique el lenguaje ofensivo y descalificador que denigra la dignidad del otro, entorpece el diálogo franco y honesto, haciendo imposible la paz que todos deseamos.

3. Que autoridades civiles, judiciales, policiales y militares actúen con estricto apego a la Ley y a los convenios internacionales firmados por la República, garantizando los Derechos Humanos como están consagrados en la Constitución. Y que sean sancionados los responsables de los asesinatos y quienes hayan incurrido en tortura, penas o tratos crueles, inhumanos o degradantes en estos días de protestas (Cf. Declaración Universal de los DDHH, art. 5).

4. Que los ciudadanos y, en especial, las autoridades civiles y militares refuercen sus conocimientos sobre la entidad de los derechos humanos y las graves consecuencias de su violación. Para esto la Vicaría de Derechos Humanos de la Diócesis se pone a la orden.

5. Que Estado desarticule las bandas armadas, dentro del marco de principios que se generan de la vigencia de las libertades públicas y de acuerdo con sus obligaciones constitucionales e internacionales.

6. Que el Estado realice todos los esfuerzos posibles para profesionalizar a los organismos policiales. Estos organismos deben asumir sus tareas teniendo como único norte el servicio al ciudadano. La Policía y Guardia Nacional deben estar capacitadas desde la perspectiva de la defensa y la promoción de los derechos fundamentales e inalienables de la persona.

7. Que el Estado asuma los gastos de los costos que se deriven de la asistencia médica de las personas que han sido lesionadas por funcionarios militares y policiales y les garanticen los insumos necesarios para su recuperación total.

8. Que no se persigan ni se intimiden a los estudiantes y ciudadanos que quieran salir a protestar de manera pacífica.

Por último, queremos hacer una exhortación especial al gobierno nacional para que el presupuesto de la Nación sea utilizado para construir escuelas, liceos, universidades, hospitales, compras de ambulancias, dotación de escuelas y hospitales, creación de empleos dignos, producción agroalimentaria, investigación científica, reactivación y recuperación de las empresas básicas, y que se deje de utilizar para comprar armamento militar.

Nos queremos despedir invitándolos a todos a la VII Caminata por la Vida que estaremos realizando este 22 de marzo, y pidiéndole a la Virgen María Inmaculada interceda por todos nosotros para que el Dios de la Vida y nos de fortaleza y sabiduría para lograr un país de justicia y libertad.

En ciudad Guayana a los 12 días del mes de marzo del 2014.

 

 

Atentamente:

Pbro. Frank Márquez

Vicario Episcopal para los Derechos Humanos

 

Juan Campos

Director de la Vicaría para los Derechos Humanos

Comunicado de la Arquidiócesis de Mérida ante la convocatoria a la Conferencia de Paz Regional

COMUNICADO PUBLICO

ANTE LA CONVOCATORIA A LA CONFERENCIA DE PAZ REGIONAL

 

1.- El día de ayer, miércoles de ceniza 5 de marzo, recibí en horas de la tarde una carta del Sr. Gobernador del Estado Mérida, de fecha 5-3-14 DG-0484-14, en la que me invita a “la Conferencia de Paz Regional, en el Centro de Convenciones Mucumbarila, hora 2.pm, con el fin de dialogar de manera respetuosa, tolerante y sincera, con todos los sectores que hacen vida en el estado Mérida, para establecer una agenda de paz política y social, que permita a todos sus ciudadanos y ciudadanas restablecer la cotidianidad de nuestras obligaciones”.

 

2.- Es imperativo de todos buscar la paz, a través de la justicia, para abrir caminos a la reconciliación, el perdón y el trabajo en común.

 

3.- Después de diversas consultas, la recomendación que asumo, es la de no asistir a dicha reunión, por las siguientes razones: no se conoce quienes son los invitados a la misma y a título de qué. Los primeros invitados deben ser los actores de los acontecimientos, de una y otra parte. En segundo lugar, si bien se convoca para el establecimiento de una agenda, se echa de menos el que no se propongan algunos puntos para no caer en las descalificaciones que observamos en la reciente reunión de Caracas. Tercero, y lo más importante, no se conoce a qué se compromete previamente el ejecutivo que garantice, al menos, que hay una voluntad firme y concreta de buscar la paz ciudadana.

 

4.- Ayer mismo, en la misa de las 6 de la tarde en la iglesia parroquial de Santa Bárbara, abarrotada de fieles por ser miércoles de ceniza, irrumpió durante la celebración un grupo armado y encapuchado. La rápida intervención del celebrante, llamando a la calma y a que nadie se moviera, la cosa no pasó a mayores. Salieron, hubo tiros al aire y junto con otros motorizados causaron daños en negocios cercanos a la iglesia. Un poco más tarde, otro grupo de motorizados causó destrozos en instalaciones de la Alcaldía. Y de varios lugares de la ciudad, se recibieron noticias de enfrentamientos con dichos colectivos.

 

5.- Cabe preguntarse: ¿cómo es que estos colectivos deambulan libremente por la ciudad, amedrentan, causan destrozos, disparan a mansalva, hieren, y nunca aparecen los órganos de seguridad para resguardar la vida y los bienes de las personas? ¿Quién entrena, dirige, dota de equipos y ordena la acción de estos paramilitares civiles que se asemejan más a bandas de delincuentes o a bandas de delincuentes amparadas en la impunidad e inoperancia de la fuerza pública y del poder moral?

 

6.- Las barricadas que hay por toda la ciudad son una expresión de protesta, pero sobre todo, de defensa de los ciudadanos, ante las agresiones, tanto de la Policía y de la Guardia Nacional, como de los colectivos. De todo ello hay videos y testimonios. Sin embargo, los detenidos, y en ocasiones los maltratos, han sido inferidos a la población civil y principalmente a los jóvenes.

 

6.- La primera garantía por la que debemos luchar es por la vida de todos sin distinción. Y los primeros responsables son las autoridades que comandan a los órganos de seguridad del Estado. Tanto la Policía como la Guardia Nacional tienen razón de ser para custodiar y preservar la vida de los venezolanos. No puede ser que se conviertan en sus primeros atacantes y que los verdaderos delincuentes, que es a quienes deben perseguir, actúen libremente.

 

7.- Por ello, tal como señala el Papa Francisco, para conseguir el diálogo social como contribución a la paz: “compete al Estado el cuidado y la promoción del bien común de la sociedad. Sobre la base de los principios de subsidiariedad y solidaridad, y con un gran esfuerzo de diálogo político y creación de consensos, desempeña un papel fundamental, que no puede ser delegado, en la búsqueda del desarrollo integral de todos. Este papel, en las circunstancias actuales, exige una profunda humildad social” (Exhortación El Gozo del Evangelio 240).

 

8.- Como Iglesia, tanto nosotros los obispos, como los sacerdotes, religiosas y laicos estamos dispuestos y es lo que hacemos constantemente, trabajar por la paz, que sólo es posible en la justicia, la equidad, el respeto y el perdón. Estamos abiertos a toda colaboración por lograrla, pero quienes primero deben muestra de ello, son quienes gobiernan y deben hacerlo con igualdad para todos, con hechos concretos, no con instancias etéreas que pueden conducir a ahondar las divisiones existentes. Una vez que se aclare bien lo señalado en el número 3, estamos en la mejor disposición junto con los distintos equipos de pastoral social, familiar y juvenil de la arquidiócesis, a contribuir a la paz y convivencia de todos los merideños. La cuaresma que estamos iniciando es buena ocasión para ello.

 

Que el Señor y la Virgen Inmaculada bendigan a todos los merideños y nos ayude a resplandecer en el testimonio de la comunión, del servicio, de la fe ardiente y generosa, de la justicia y el amor a los pobres, para que la alegría del Evangelio llegue hasta los confines de la tierra.

 

Mérida, jueves de ceniza, 6 de marzo de 2014.

 

 

 

+ Baltazar Enrique Porras Cardozo

Arzobispo Metropolitano de Mérida

 

 

 

 

 

 

 

Beg_abc_Eng it's road map to dressing in 1940's clothing today Choose your genre well.casquette new yorker Always be sure to leave room for wider hems, if necessary.pull torsadé ralph lauren .sac à main gucci pas cher You can wear tiny patterns in black and brown or black ribbed tights with brown, grey or black combinations for casual events.namco joystick So, the warm clothes are either out or is about to come out for three months any time soon.buy viagra brand 2.what is kamagra gold Gradually, the skirt shortened to mid thigh and bloomers stretched to the knee (with matching stockings underneath), while short sleeved suits became popular.kamagra oral jelly next day delivery .kamagra online next day delivery I wear full hair makeup everyday.bet365 sign up offer Cut a nice hole for the head.bovada bonus code Matchy Matchy doesn't always work in the fashion world because sometimes you have to mix and match your outfits along with a little color.nfl sport betting lines MJ Lakers defense the second time breaking his left hand lay up as MJ Ten ball, the first championship of his life, according to MJ said the most memorable day! Jordan 6 generations, because the Chicago Bulls won for the first time in the 1990 1991 season, which is unusual. Never expect a job without a portfolio; start recording all your best creations while pursuing a fashion education.. Nevertheless, Columbia told me to cast him, and after all, they put up the money. To build self confidence of girls, may wish to try a dress with a special stamp, unique printing and skirt design absolutely let you keep returning soar! Level irregular skirt elegant dress, the art printing decorate, this skirt full of personality taste. As you flip through the channels, you realize that after 300 channels there is nothing on TV that is sparking your interest. Layer your Look! The layered look is definitely in! You can piece an old blouse from your existing wardrobe with a fresh blazer, or take a tee that you've become bored with and pair with a sweater for a more polished look. Their meeting is fairly simple but it does set the tone for the relationship. At least at first glance, obvious workgroups seem to be missing. Create a dressing room near the runway for the party guests to hang up their clothes, do their hair and make up and change from look to look.. If we ask George's friends to describe him, they say he's a good guy, but odd because he likes wearing women's clothing. Within a lengthy show like the first seasons it worked since it made hints and progress towards something more. Place on a baking sheet and roast until golden brown and bubbly, about 30 minutes.. The content is written by young people, for young people, and is pushed out over the Pacific News Wire. Create an hourglass figure by wearing A line skirts. Decorate pillows, lampshades and curtain tie backs with colorful glass embellishments. Eyeliner and mascara were always worn in black or black brown..