Noticias

Declaración de los Obispos Venezolanos ante la crisis Política y Humanitaria

 

Screen-Shot-2018-01-17-at-3.10.05-PM-678x381

 

 

DECLARACIÓN
ANTE LA CRISIS POLITICA Y HUMANITARIA

 

1.- Como pastores urgidos por el amor de Cristo y ciudadanos de esta patria Venezuela, nos dirigimos nuevamente al pueblo católico y a los hombres y mujeres de buena voluntad para compartir nuestras preocupaciones. Comprobamos alarmados, cómo los males señalados en nuestra Exhortación Pastoral de enero de este año se han agravado: La hiperinflación ha acrecentado el empobrecimiento general de la población, con la descomposición de la calidad de vida de todos. La carencia generalizada de los servicios públicos de Luz eléctrica, agua, gas, en todo el país que hace más difícil la vida. Todo ello ante la sorprendente indiferencia de los responsables gubernamentales de estas áreas para solventar estos problemas.


2.- El Estado ve cada día más comprometido su rol sustitutivo para asegurar los insumos básicos para la subsistencia del pueblo. Todo esto se traduce en más hambre y desempleo. A ello se suma el aumento de la insalubridad por la aparición incontrolable de epidemias y de enfermedades en las poblaciones más vulnerables, con el agravante de la carencia de medicamentos para los tratamientos. Toda esta problemática está generando un gran número de protestas a lo largo y ancho de todo el país, que aunque silenciadas por los medios de comunicación, se van acrecentando.


3.- La emigración está tomando cada día mayores proporciones. Afecta a todos los niveles sociales. Se realiza en condiciones cada vez más precarias. Rompe los lazos familiares, trae consigo desolación y abandono de los mayores y de los niños. Las muertes, que ya comienzan a producirse de hermanos emigrantes, siembran mayor dolor en sus familias. Agradecemos a los países que han acogido, a través de sus organizaciones de ayuda humanitaria, a los venezolanos que se han visto obligados a salir del país. De igual forma a las instituciones eclesiales que trabajan con migrantes, a las Caritas, por la atención brindada a los hermanos venezolanos.


4.- Ante problemas humanos de tal magnitud, se deslegitima la realización de las elecciones presidenciales, convocadas para el próximo 20 de mayo. Tal como están concebidas, sin las suficientes garantías que identifican todo proceso electoral libre, confiable, transparente, con innumerables inhabilitaciones de posibles candidatos, lejos de aportar una solución a la crisis que vive el país, pueden agravarla y conducirlo a una catástrofe humanitaria sin precedentes. Por tanto, es urgente su postergación para el último trimestre del año.


5.- Hacemos nuevamente un apremiante llamado, en primer lugar a los gobernantes y responsables de la nación, a tomar conciencia de su responsabilidad en todos estos males, a escuchar al pueblo y a abocarse, sin más dilación, con la ayuda y colaboración de la empresa privada, e incluso de países hermanos, si hace falta, a controlar la hiperinflación, a facilitar la búsqueda de soluciones políticas que detengan estos males, antes de que alcancen proporciones incontrolables y cotas dolorosas de destrucción y muerte.


6.-En segundo lugar, todos los venezolanos, hemos de tomar conciencia que está en juego en estos momentos no solamente la realización de un evento comicial más o la merma transitoria de la calidad de vida de un pueblo, sino su misma existencia como nación libre, fraterna y democrática.


7.- Los creyentes en Jesucristo, vivo y resucitado tenemos la fe y la convicción de que la última palabra no la tiene ni la soledad, ni el sufrimiento ni la desesperanza que sufrimos cada uno y nuestras comunidades, sino la fuerza transformadora de la vida de Dios, en Cristo resucitado. Con la fuerza de la fe y el empuje de la esperanza, es posible asumir valientes y decididas actitudes de solidaridad y darle un rumbo distinto a esta historia de muerte. Cristo quiere nuestra conversión personal y comunitaria. Con este sólido fundamento, en Dios, siempre hemos actuado los creyentes. Allí se apoya nuestra fe en el cambio y la transformación de Venezuela y de sus habitantes.


Caracas, 23 de abril de 2018.


Con nuestra bendición.

 

Los Arzobispos y Obispos de Venezuela.

Comunicado de la Comisión de Justicia y Paz de la CEV ante la situación vivida en Siria

 

justiciaypaz

 

COMISIÓN DE JUSTICIA Y PAZ DE LA CEV

Orar por la paz nos apremia, no hay nada que la oración con fe no pueda realizar

 

La Comisión de Justicia y Paz de Conferencia Episcopal de Venezuela invita a todos los venezolanos y hombres de buena voluntad a elevar una oración por las víctimas, por las familias, por los ciudadanos y por los tomadores de decisiones en Siria, para que la Paz sea el camino verdadero de la Vida.


No hay mayor bien para el género humano que la paz. Por eso hoy, nos unimos a la tristeza que sumerge al mundo ante la amenaza de una conflagración que sólo puede ocasionar un saldo de dolor y de vidas preciosas a los ojos de Dios.


Nuestro compromiso cristiano nos llama a ser constructores del Reino de Dios, haciendo que el encuentro, la esperanza y la conciliación prevalezcan ante las disputas que sólo nos separan del mandamiento del amor al prójimo que Jesús nos ha entregado.


Es urgidos por ese amor que nos unimos en oración con nuestros hermanos en Siria, pidiendo que el Espíritu Santo inspire a los líderes para que encuentren los espacios para construir juntos el reino de misericordia, perdón y de paz al cual son llamados como hijos de Dios.


La Comisión de Justicia y Paz de la CEV recoge el sentir del pueblo venezolano y llama al diálogo y al encuentro como únicos mecanismos para la paz que el mundo entero clama

 

Mucho sufre el pueblo antes, durante y después de una intervención, que cobra casi siempre cientos" de vidas y "daños materiales.

 

Con nuestra bendición.

 

Caracas, 14 de Abril de 2018,

 

 

+Mons. Roberto Lückert
Arzobispo Emérito de Coro
Presidente de la Comisión de Justicia y Paz de la CEV

Comunicado de la Presidencia de la CEV y la Comisión de Justicia y Paz "ante la masacre de Valencia"

 

logo CEV transparente full color copia

PRESIDENCIA DE LA CONFERENCIA EPISCOPAL VENEZOLANA
COMISIÓN EPISCOPAL DE JUSTICIA Y PAZ

COMUNICADO ANTE LA MASACRE DE VALENCIA

 

Ante el lamentable suceso ocurrido en esta Semana Santa en una Comisaría Policial del Estado Carabobo, con el trágico saldo de numerosas personas fallecidas, probablemente otras heridas, familias presas de dolor, aumentado por el silencio y la sospecha de que no se quiera encarar la verdad de los hechos, la Presidencia de la CEV y la Comisión de Justicia y Paz, consideran deber cristiano primario hacerse presente, con una palabra de cercanía fraterna, de denuncia moral y de esperanza compasiva.


1.- Ante todo, y en una fecha tan significativa para el conjunto de nuestro pueblo como es el Viernes Santo, memorial de la Pasión y Muerte del Señor Jesús, deseamos hacer llegar al conjunto de familiares de las víctimas , nuestros sentimientos de sinceras condolencias, de solidaridad humana y cristiana, de comunión en la oración ante el Padre de bondad y misericordia, para que acoja en su bondad a los fallecidos y acompañe con el bálsamo de la paz interior y la esperanza cierta a sus seres queridos. Ofrecemos también, con espíritu de misericordia y cercanía samaritana, los servicios que la Iglesia Católica tiene en su pastoral penitenciaria integrada por sacerdotes, religiosas y laicos, para acercarse y atender espiritual y físicamente en la medida de nuestras posibilidades tanto a los privados de libertad como a sus familiares y personas cercanas.


2.- Expresar nuestra consternación más profunda y nuestro rechazo más firme ante lo ocurrido. Urge la voluntad decidida, la sinceridad más diáfana y la disponibilidad más eficaz para encarar con verdad y autenticidad las causas y circunstancias de lo ocurrido, para proceder con justicia, responsabilidad y eficacia. Entretanto no es temerario afirmar que lo ocurrido se inscribe en una fatídica crónica anunciada y denunciada, habida cuenta de la cadena de imprevisiones, carencias, distorsiones y complicidades que imperan en el entramado judicial, policial y penitenciario. Ejemplos fehacientes son las impunidades, retrasos judiciales, dotación insuficiente y a ratos cómplice, hacinamientos y otros tratos inhumanos y un largo etcétera, reflejo de una ausencia de políticas idóneas, de corrupciones diversas, negligencias patentes y la mentira o el disimulo. Son muchos los familiares de los presos en las distintas cárceles y centros de reclusión que tocan las puertas de la Iglesia para que hagamos algo para que haya una atención en condiciones más humanas.


3.- Dos reclamos podrían resumir los sentimientos y las expectativas más sentidos. El primero, espontáneo y primordial: "basta ya" de compatriotas crucificados por el dolor, la angustia, la injusticia, porque hay que devolver su lugar de honor a la presunción de inocencia mientras no haya condena firme y porque incluso el culpable de delito debe ser tratado siempre con respeto en sus derechos humanos básicos y la expectativa de su reinserción social positiva. Un modelo para ello lo tenemos a mano en el ejemplo de Jesús en la cruz y su relación de humanidad misericordiosa con el "buen ladrón" y con sus propios verdugos.


El otro, necesario y exigente, sanador y reconciliador: atrevámonos a la verdad, porque "la verdad nos hará libres" (....) . Verdad de investigación correspondiente, exhaustiva y convincente. Verdad política de asumir las consecuencias de responsabilidades o culpabilidades por acción u omisión. Verdad ética y espiritual de conversión, de cambio de rumbo, de nueva humanización como personas y como pueblo.

 

4.- Una última palabra, en el horizonte del Domingo de Resurrección, de la Pascua o "paso" del Señor, corresponde a la esperanza. No basta con indignarnos y denunciar, unámonos a las muchas instituciones de iglesias o de organizaciones privadas que trabajan por el adecentamiento y mejor trato humano y jurídico, para que los muchos reclusos que hay en el país tengan una vida digna en medio de estar privados de libertad.


Que el Señor de la pasión y muerte del viernes santo, bendiga y acoja a nuestros privados de libertad como Jesús al buen ladrón. Y que las lágrimas de la Virgen Dolorosa se conviertan en sonrisa y alegría de resurrección.

 


Caracas, 29 de marzo de 2018.

 

 

Con nuestra copiosa bendición.

 

 

+José Luis Azuaje Ayala
Obispo de Barinas
Presidente de la CEV

 

+Mario Moronta Rodríguez
Obispo de San Cristóbal
1° Vicepresidente de la CEV

 

+Raúl Biord Castillo
Obispo de La Guaira
2° Vicepresidente de la CEV

 

+José Trinidad Fernández Angulo
Obispo Auxiliar de Caracas
Secretario General de la CEV

 

+Jorge Cardenal Urosa S.
Arzobispo de Caracas
Presidente honorario de la CEV

 

+Baltazar Cardenal Porras C.
Arzobispo de Mérida
Presidente honorario de la CEV

Iglesia impulsa la REPAM ante la destrucción ambiental de la Amazonía Venezolana

 

 

logo CEV transparente full color copiaLogo-REPAMCARITAS VZLA COLOR

 

AMAZONÍA VENEZOLANA: LOS CLAMORES DE LA TIERRA
Y DE LOS PUEBLOS EXIGEN RESPUESTAS

Los integrantes del Comité Central de la Red Eclesial Amazónica (REPAM) renovados por la celebración de la Resurrección de Jesucristo, que renueva en nosotros la alegría y la esperanza, pero al mismo tiempo conscientes de los profundos desequilibrios e injusticias de la sociedad actual, en nombre de la Conferencia Episcopal Venezolana (CEV) queremos compartir con las comunidades cristianas y con la ciudadanía en general algunas inquietudes sobre situaciones y peligros que nos amenazan, y reconocer, también, signos de esperanza que invitan al compromiso.


Situaciones que amenazan y cambios de política minera en Venezuela.


Se le está imponiendo a nuestro país una orientación, en contra de lo que determina nuestra Constitución, que ha generado y agudizado situaciones insoportables de hambre, pobreza y miseria, inseguridad ciudadana, emergencia sanitaria, persecución política, migraciones arriesgadas porque se ha desdibujado, sobre todo para los jóvenes, un horizonte de futuro digno en nuestra patria... Es una experiencia que la mayor parte de la población sufre día a día, aunque haya quien no quiera verlo o que busque excusas y culpables en cualquier parte, con tal de no asumir su innegable responsabilidad.


La gravedad de estas situaciones puede llevarnos a dejar de lado problemas que, por parecer menos urgentes en lo inmediato, pueden tener, y ya están teniendo, consecuencias desastrosas en todos los órdenes de nuestra realidad e hipotecando gravemente el futuro. Nos referimos al tema de la ecología, por el creciente extractivismo desenfrenado que se ha ido implementando en los últimos tiempos, con consecuencias desastrosas en campos tan variados como el calentamiento global, las fuentes de agua, la destrucción de los bosques, la agresión a los pueblos que habitan esas zonas cada día más devastadas.


Sabemos que es una situación que afecta a toda la Amazonía y por ello, como organización que abarca todos los países amazónicos, queremos plantear a la sociedad y a todos los que nos consideramos Iglesia, las inquietudes y llamadas a la responsabilidad común que tales situaciones exigen, pero fijando preferentemente nuestra reflexión a partir de la realidad venezolana.


La preocupación por el cuidado del medio ambiente en nuestro país ha estado presente desde hace largo tiempo, como lo demuestra la creación del Ministerio del Ambiente en el año 1977. Sin embargo por varias décadas ha sido necesario redoblar su defensa ante proyectos invasivos o explotaciones ilegales. En los últimos años el Estado Venezolano ha emprendido una nueva política minera de forma vertiginosa e invasora (arrasadora). Con la creación del "Arco Minero del Orinoco", y la firma de convenios con diversos Gobiernos y Compañías Trasnacionales, para la exploración de minerales en diferentes lugares del país, especialmente en la región Guayana, en los años 2011-2013 se ha producido un cambio radical en la política minera. Poco después, por el Decreto 2.248 del 24 de febrero de 2016, el Gobierno Nacional decide atribuir a los militares "todo lo relativo a las actividades lícitas de servicios petroleros, de gas y explotación minera en general, sin que esto implique limitación alguna" y autoriza la creación de la empresa Cammempeg. El Presidente de la República, en cadena nacional, anunció la firma de acuerdos con empresas mineras para la exploración y certificación de oro, cobre, coltán y otros minerales. De esta manera se pretende poner en marcha el motor minero ante la baja de los precios del crudo.


Más allá de las declaraciones utópicas, la apertura de concesiones, sumado a la presencia de personas y grupos dedicados a la minería ilegal, han multiplicado los escenarios de explotación minera en amplias regiones y, en muchos casos, en condiciones de auténtica devastación y destrucción de la naturaleza, y de exclusión y agresión de los pueblos que habitan esas tierras. La comunicación oficial de tales proyectos, presentados como solución de problemas nacionales e impulso de desarrollo, no se ha visto acompañada por notificaciones concretas de su desempeño real. Son muy escasas, casi inexistentes, las noticias oficiales al respecto. Lo que las redes sociales difunden habla de devastación e hipoteca del futuro.


Por ello, denunciamos el modelo extractivista presente en Venezuela, así como en muchos países de América Latina y el mundo, ya que es un modelo que implica un desarrollo insostenible, un empobrecimiento acelerado, una fuerte dependencia a las variaciones del mercado manejado por las corporaciones transnacionales, y el debilitamiento sin precedentes de los Estados nacionales que quedan a merced de las corporaciones, insertándose sumisamente en el mercado internacional. Las actividades extractivistas forman parte de un modelo económico dominante que ha separado a lo humano de la naturaleza, y entiende a ésta como un modelo infinito de extracción de materias primas.


Voces que se levantan


Son muchas las voces que se han levantado en contra de la destrucción ambiental y de la creciente exclusión poblacional y cultural que esta política está generando. Diferentes organizaciones indígenas han denunciado reiteradamente, ante las autoridades correspondientes, frecuentes atropellos a sus derechos pero, de ordinario, han recibido como respuesta el silencio y represalias. Investigaciones de especialistas a menudo alertan a la sociedad y a diferentes organismos sobre estos problemas, con escasa resonancia a sus planteamientos y reclamos, debido a los poderosos intereses que están en juego. Saltan a la luz pública, de vez en cuando, noticias que, por su notoriedad (masacres, ajusticiamientos...), rompen los cercos comunicacionales y circulan a través de las redes sociales, ignoradas por parte de los responsables.


Las declaraciones oficiales justifican el incremento de la actividad extractivista por la necesidad de mayores ingresos económicos y hasta por un supuesto desarrollo en vistas al futuro. Sin embargo resulta obligatorio denunciar el hermetismo sobre el cumplimiento real de las condiciones mínimas de explotación exigidas por la naturaleza de esta actividad. Son indispensables la información y la transparencia para que el desarrollo minero pueda ser encuadrado en sus justos límites y evite las evidentes consecuencias negativas que se producen tanto con relación al ambiente como a las poblaciones que habitan en esas zonas.
Los conflictos socio-ambientales impactan profundamente a todos los venezolanos (acceso al agua potable, cortes eléctricos, acumulación de desechos sólidos...) y trasciende más allá de nuestras fronteras, principalmente porque muchas de estas dinámicas ocurren en la Amazonía, territorio que compartimos con ocho países de la región.


La postura de la Iglesia Universal y Latinoamericana


Ante esta situación que nos afecta directamente, así como también tiene efectos nocivos para toda la humanidad, la Iglesia ha tomado, desde hace años, posiciones precisas, dirigidas a la toma de conciencia de la gravedad de los problemas y de sus notables consecuencias, y a proponer soluciones de respeto y equidad. Entre ellas, la encíclica del Papa Francisco "Laudato Sì" ha sido un instrumento esclarecedor y estimulante, que se ha convertido en un punto de referencia para todos. Desde su publicación, en 2015, ha removido muchas conciencias y promovido iniciativas para afrontar con claridad y decisión un asunto tan determinante para el futuro inmediato de la humanidad.


En nuestro ambiente latinoamericano, el Consejo Episcopal de América Latina y El Caribe (CELAM) en su Vª Asamblea celebrada en Aparecida (Brasil) en mayo del 2007, retomó el tema de la ecología centrándolo principalmente en la Amazonía.


Pocos años después, en septiembre de 2014, el CELAM le dio un decidido impulso a su compromiso con la creación de la Red Eclesial Panamazónica (REPAM) para la articulación de todos los esfuerzos e iniciativas que la Iglesia viene desde hace tiempo realizando en esta inmensa región. Desde su creación esta red ha venido aumentando su alcance estableciéndose en las 9 naciones que forman parte de la Amazonìa y consolidando su servicio de relación y apoyo.


Hace pocas semanas el CELAM ha querido retomar la Encíclica "Laudaro Sì" y aplicarla a nuestra realidad latinoamericana publicando la Exhortación Pastoral "Discípulos Misioneros Custodios de la Creación", En ella se ponen en relieve aquellos puntos de la encíclica del Papa Francisco con mayor relevancia para nuestro continente. Nos parece otro punto de referencia importante que nos invita, como Iglesia y como ciudadanos, a una conversión a la ecología integral para que cuidemos nuestra casa común.


Finalmente merece especial mención la iniciativa que ha tenido el Papa Francisco de celebrar un Sínodo Extraordinario de Obispos para la reflexión de toda la Iglesia sobre el tema de la ecología integral, centrado en la Amazonía, por las repercusiones que para todo el mundo y para la Iglesia tiene esta cuestión tan importante. El Papa lo refleja en el título que ha dado a este Sínodo: "Amazonía: nuevos caminos para la Iglesia y para una ecología integral". Estamos centrando los esfuerzos en la preparación de este acontecimiento.


El compromiso de la Iglesia en Venezuela


Podemos decir que la Iglesia en Venezuela, junto con la de nuestro continente y de todo el mundo, se siente preocupada por la depredación de la naturaleza y el descuido y exclusión de los pobladores de las zonas devastadas; esperanzada por los valores positivos y resistencia que se comprueba en la cultura de los pueblos aborígenes, en la labor de los misioneros que les apoyan, y en tantas personas sensibles y comprometidas con el cuidado de la naturaleza y el futuro de los pueblos; se siente motivada a buscar caminos nuevos que consoliden las comunidades cristianas existentes o por construir, y que cuiden el bien de la creación para el disfrute compartido por todos, y para las generaciones futuras.


Desde hace ya casi un siglo la Iglesia ha retomado su presencia en estas zonas con la finalidad de atender a los pueblos indígenas, que ancestralmente habitan en ellas, con programas de salud y educación, de asistencia y desarrollo, de organización y evangelización. Ha sido un largo caminar de hombres y mujeres que ofrecieron lo mejor de sus vidas a estos hermanos, frecuentemente excluidos y desamparados. Se avanzó con tropiezos y errores, pero también con grandes aciertos, con mucha dedicación y amor, y con creciente inculturación y apoyo para que esos pueblos se fueran haciendo sujetos de su propio destino.


En 2015 la Iglesia en Venezuela se incorporó a la organización de la REPAM actualizando la relación que desde hacía años se venía teniendo con las Iglesias locales de la Amazonía. Valoramos también lo positivo del esfuerzo de apoyo mutuo entre las Iglesias Particulares que formamos parte de la Amazonía venezolana. Y reconocemos la oportunidad de relacionarnos y colaborar con las numerosas instituciones y personas que vibran por la defensa y valoración de la naturaleza en nuestro país. Nos vamos consolidando y esta rueda de prensa quiere ser una expresión de compromiso con nuestra realidad venezolana.


Desafíos que nos comprometen


Hacernos eco: La Iglesia en Venezuela, a través de la Conferencia Episcopal y de las comisiones que desarrollan un compromiso social y acciones de apoyo a los pueblos indígenas y afrodescendientes, hace suyos los clamores que resuenan en tantas partes para que se logre una situación de justicia y defensa de la naturaleza y reclama una actuación que tenga en cuenta el bienestar y los derechos de toda la población, y de las generaciones futuras, amenazados por proyectos que buscan fundamental o exclusivamente intereses económicos particulares. Hacerse eco asimismo de las numerosas denuncias de los pobladores de esas regiones, sobre todo de las organizaciones indígenas que protestan en defensa de sus derechos, como lo determina la Constitución Nacional Bolivariana.


Custodios de la Creación: Nos sentimos interpelados por los llamados que el Papa Francisco y las autoridades del CELAM nos hacen a través de sus exhortaciones, para que nos hagamos custodios de esta casa común, la cuidemos, la defendamos para el disfrute de todos y de las generaciones futuras, unidos a todas aquellas personas que luchan por un uso adecuado y respetuoso de la naturaleza promoviendo una ecología integral.


Una Iglesia con rostro amazónico: Renovamos nuestro compromiso con los pueblos que habitan estas tierras para llevarles la Buena Noticia de Jesucristo, el Salvador enviado por nuestro Padre Dios para que se haga realidad en nuestro mundo su Reino de justicia, amor y paz, para acompañarles en la maravillosa aventura de hacerse dueños de su destino, de fortalecerse desde sus culturas y de intercambiar con otras sus saberes y espiritualidad, y para que al hacerse sus discípulos y misioneros sean el rostro indígena de la comunidad de los seguidores de Jesucristo, el Señor.


Formar red: Estamos llamados a tejer una red con todas las instituciones y personas que asumen este proyecto de defensa y promoción de la Amazonía, para su preservación y disfrute compartido, y teniendo en cuenta a sus habitantes: pueblos indígenas, ribereños, criollos..., que han sabido respetarla, amarla como fuente de vida y de identidad propia. La REPAM quiere ser una más de tantas "redes" que ya existen y sumar sus esfuerzos para el bien de todos.


Unidos a las comunidades cristianas de Venezuela y bajo la protección de nuestra Protectora Nuestra Señora de Coromoto saludamos a todos nuestros hermanos venezolanos

 


Los miembros de la Red Eclesial Panamazónica (REPAM) de Venezuela

 

Caracas, 5 de abril de 2018

Realizado encuentro de Vicarios de Pastoral de las diversas Diócesis de Venezuela en la Conferencia Episcopal Venezolana

 

 

DY5wlkzWkAAbv4S

Foto Prensa CEV

 

Realizado encuentro de Vicarios de Pastoral de las diversas Diócesis de Venezuela en la Conferencia Episcopal Venezolana


Durante los días 20, 21, 22 de marzo de 2018 se reunieron en la Casa Mons. Ibarra, sede de la Conferencia Episcopal Venezolana, los Vicarios de Pastoral, los Directores de los diversos Departamentos del Secretariado Permanente del Episcopado Venezolano (SPEV) y el Consejo Asesor Nacional de Pastoral (CANP).


Mons. Mariano Parra, Arzobispo de Coro y presidente del Consejo Asesor Nacional de Pastoral, dio la bienvenida a los participantes, explicando la metodología de trabajo y el objetivo del encuentro que consiste en aportar insumos al Plan Trienal de la Conferencia Episcopal Venezolana para el trienio 2018-2021 que se ha venido trabajando desde la presidencia de la CEV y el SPEV.


Por su parte Mons. Raúl Biord, Obispo de la Guaira, primer vicepresidente del CANP, presentó un esbozo histórico sobre el camino recorrido en los diferentes encuentros realizados por el Consejo Asesor y los Vicarios de Pastoral, resaltando los pasos dados y los logros alcanzados en la definición de las orientaciones pastorales que renuevan el caminar de la vida eclesial en el ámbito pastoral.


Mons. Biord destacó la importancia del trabajo que realizan los Vicarios de Pastoral, "son protagonistas del trabajo en conjunto", dinamizadores de la realidad pastoral en cada Diócesis, sirviendo de apoyo a cada Obispo en sus respectivas Diócesis.


El Secretario General de la CEV, Mons. José Trinidad Fernández, presentó los aspectos generales de la propuesta del Plan del trienal, mostrando la realidad actual del país y permitiendo visualizar las tendencias que nos llevan a proponernos retos para la acción pastoral de la Iglesia.

 

El nuevo plan cuenta con una novedad, será producto del aporte de trabajo realizado no solo por la presidencia de la CEV y los directores del SPEV sino que se suma el trabajo reflexivo realizado por los Vicarios de Pastoral.


El Plan trienal estará enmarcado por dos de las dimensiones de la Asamblea Nacional de Pastoral "Anuncio" y "Compromiso Social" y en los valores Verdad, Vida y Esperanza bajo la iluminación bíblica de "Yo soy el camino, la verdad y la vida" del Evangelio de Juan 14,6.


El padre Alfredo Infante, director de la revista SIC hizo una revisión y describió las fortalezas de las tendencias descritas en la propuesta del Plan Trienal.


El trabajo en equipo fue el fuerte durante el encuentro, sirviendo de espacio para la comunión y la reflexión, permitiendo poner sobre la mesa y desde las diversas realidades lo común y lo diverso, para el enriquecimiento del plan.


Mons. José Luis Azuaje, presidente de la Conferencia Episcopal Venezolana expuso en el encuentro lo relacionado a los ejes mundiales, regionales y locales que están marcando la acción de la Iglesia. Esto sirvió para ver hacia donde debe ir orientado el trabajo pastoral y la manera en que debe ser asumido, tomando en cuenta las opciones prioritarias ante la realidad que vivimos.


Esto será posible con un auténtico y renovado encuentro con Jesucristo para asumir un verdadero compromiso social en especial con las más pobres y desfavorecidos.


El padre Pedro Pablo Aguilar, director del Departamento de Medios de Comunicación de la CEV, presentó los elementos importantes de los departamentos, la organización de las áreas en las que se estructuran y el objetivo general y los específicos del plan trienal para que en un trabajo de grupo fueran revisados y presentar posteriormente en plenaria los aportes al "Actuar" del plan trienal.


El encuentro contó con más de 40 participantes provenientes de 26 Diócesis.

 

Prensa CEV

23 de marzo de 2018

 

Beg_abc_Eng it's road map to dressing in 1940's clothing today Choose your genre well.casquette new yorker Always be sure to leave room for wider hems, if necessary.pull torsadé ralph lauren .sac à main gucci pas cher You can wear tiny patterns in black and brown or black ribbed tights with brown, grey or black combinations for casual events.namco joystick So, the warm clothes are either out or is about to come out for three months any time soon.buy viagra brand 2.what is kamagra gold Gradually, the skirt shortened to mid thigh and bloomers stretched to the knee (with matching stockings underneath), while short sleeved suits became popular.kamagra oral jelly next day delivery .kamagra online next day delivery I wear full hair makeup everyday.bet365 sign up offer Cut a nice hole for the head.bovada bonus code Matchy Matchy doesn't always work in the fashion world because sometimes you have to mix and match your outfits along with a little color.nfl sport betting lines MJ Lakers defense the second time breaking his left hand lay up as MJ Ten ball, the first championship of his life, according to MJ said the most memorable day! Jordan 6 generations, because the Chicago Bulls won for the first time in the 1990 1991 season, which is unusual. Never expect a job without a portfolio; start recording all your best creations while pursuing a fashion education.. Nevertheless, Columbia told me to cast him, and after all, they put up the money. To build self confidence of girls, may wish to try a dress with a special stamp, unique printing and skirt design absolutely let you keep returning soar! Level irregular skirt elegant dress, the art printing decorate, this skirt full of personality taste. As you flip through the channels, you realize that after 300 channels there is nothing on TV that is sparking your interest. Layer your Look! The layered look is definitely in! You can piece an old blouse from your existing wardrobe with a fresh blazer, or take a tee that you've become bored with and pair with a sweater for a more polished look. Their meeting is fairly simple but it does set the tone for the relationship. At least at first glance, obvious workgroups seem to be missing. Create a dressing room near the runway for the party guests to hang up their clothes, do their hair and make up and change from look to look.. If we ask George's friends to describe him, they say he's a good guy, but odd because he likes wearing women's clothing. Within a lengthy show like the first seasons it worked since it made hints and progress towards something more. Place on a baking sheet and roast until golden brown and bubbly, about 30 minutes.. The content is written by young people, for young people, and is pushed out over the Pacific News Wire. Create an hourglass figure by wearing A line skirts. Decorate pillows, lampshades and curtain tie backs with colorful glass embellishments. Eyeliner and mascara were always worn in black or black brown..